Las 10 métricas de Plan Financiero que impulsarán tu negocio

May 20, 2018 | Plan Financiero

Vamos a empezar por lo básico:

¿En qué consiste un plan financiero?

El plan financiero consiste en preparar la información financiera con el objetivo de planificar y controlar las operaciones internas y estratégicas en una empresa. Con ello revisaremos fundamentalmente los estados financieros y esto se realiza mediante la contabilidad analítica.

A diferencia de la contabilidad financiera, no es de obligado cumplimiento por lo que es tu decisión realizarla para desarrollar planes detallados sobre la rentabilidad de la empresa.

En Confi consideramos que hay 10 métricas para tu plan financiero que son fundamentales para conseguir el éxito de tu empresa. Cada una de ellas analiza una parte distinta del área financiera de tu proyecto, por lo que si eres capaz de medir y llegar a los objetivos marcados, verás cómo impulsarás tu negocio.

Necesidades Operativas de Fondos

Son las inversiones en circulante necesarias para el correcto funcionamiento de las operaciones de tu empresa. Es decir, te ayuda a saber cuáles son las verdaderas necesidades monetarias para que las operaciones no paren y puedas continuar produciendo.

Si estas Necesidades Operativas de Fondos (NOF) fueran negativas, se convertirían en una fuente de financiación y significaría que tus proveedores te estarían financiando el ciclo operativo.

¿Y cómo se obtienen? Fácil, sumando las existencias y los clientes para luego restarles los proveedores…

(Activo circulante Operativo – Pasivo Circulante Operativo)

Ten en cuenta que no se incluye la deuda bancaria. En inglés se denomina “Net Working Capital

Fondo de maniobra

El fondo de maniobra son los recursos de largo plazo de la empresa o proyecto que financian activos de corto plazo.

Se pueden calcular de dos maneras:

 

Patrimonio neto + Pasivo No Corriente – Activo No Corriente

Los capitales permanentes (a largo plazo) nos financian todo el Activo No Corriente y parte del Activo Corriente.

Activo Corriente – Pasivo Corriente

Con el Activo Corriente podemos liquidar todo el Pasivo Corriente y todavía nos queda un excedente.

 

Se puede ver mucho más claro en los siguientes gráficos:

Coste de las ventas

Este punto del Plan Financiero contiene el análisis del consumo de materias primas, la mano de obra directa y los costes generales de fabricación. Deberemos clasificarlos en Costes Variables y Costes Fijos.

Si a las ventas le restamos los costes variables, obtendremos el denominado Coste de Contribución, que es el importe que dispondremos para hacer frente a los Costes Fijos, así como demás costes no deducidos hasta el momento

EBITDA

Este parámetro el Plan Financiero es muy importante. El EBITDA son los Beneficios antes de intereses, impuestos, depreciaciones y amortizaciones.

Es, básicamente, el beneficio operativo o resultado bruto de la explotación y una de las medidas más extendidas para medir la rentabilidad del proyecto. Representa, además, el potencial que tiene la empresa de generar tesorería en sus actividades.

Se calcula restando todos los costes de ventas y gastos de fabricación, tanto variables como fijos, del resultado de la cifra de negocios o ventas.

No incluye ni los gastos de amortizaciones, depreciaciones, gastos financieros, o impuestos.

Ratio de cobertura de intereses

Se trata de un ratio de endeudamiento que podemos utilizar para analizar el nivel de deudas que tenemos contraídas. Se calcula del siguiente modo:

Beneficio Antes de Impuestos e Intereses (BAII) / Intereses o gastos financieros

En el caso de tener ingresos financieros, también se los podríamos sumar al BAII.

Este ratio en el Plan Financiero nos indica las veces que el beneficio de explotación contiene los intereses. Es decir, la capacidad que tiene la empresa para ir haciendo frente a sus deudas. Para una buena salud financiera de la empresa, este ratio debería ser siempre mayor a 1, siendo el 1.5 un buen resultado, aunque también depende de cada sector.

Test ácido

Un nombre interesante, ¿verdad? 🙂

Se trata de un ratio que nos permite analizar la liquidez de nuestra empresa o proyecto. Se obtiene de la siguente forma:

(Activo corriente – Existencias) / Pasivo Corriente

Al excluir las existencias, que son la parte menos líquida del Activo Corriente, obtendremos una medida más fiable que en otros ratios.

Nos indica la liquidez a corto plazo.

Periodo medio de maduración (PMM)

Esta métrica es fundamental para nuestro Plan Financiero.

El PMM nos informa de los días que transcurren desde que la empresa compra las materias primas para su producción hasta que cobra a sus clientes con el fin de reducir al máximo el cicho de maduración. Es importante desglosar cada uno de sus componente para poder tenerlos bien diferenciados y saber en qué debemos mejorar.

El Periodo Medio de Maduración se determina del siguiente modo:

Periodo Medio de Fabricación (PMF) + Periodo Medio de Venta (PMV) + Periodo Medio de Cobro (PMC)

Esto es para las empresas industriales, aquellas comerciales deberán excluir el PMF.

Si incluimos el Periodo Medio de Pago a proveedores y los deducimos del PMM, obtenemos el Periodo Medio de Maduración, que es el periodo en el que debemos financiar nuestro proceso productivo.

Mejor verlo, que leerlo:

Umbral de Rentabilidad

Este punto también se conoce como el punto muerto o break even point.

Expresa el nivel mínimo de ventas necesarios para cubrir los costes fijos y variables asociados a las ventas. Es decir, una unidad vendida más y mi empresa o proyecto ya estaría en resultado positivo. Para ese volumen de actividad, el BAII sería cero.

Es especialmente importante porque es uno de primeros ratios que los inversores preguntan a los emprendedores. Se calcula del siguiente modo para las unidades físicas:

Costes Fijos / Precio de Venta Unitario – Coste Variable Unitario

Y para las unidades monetarias:

Costes Fijos / 1 – % Costes Variables sobre Ventas

Retorno de la Inversión (ROI)

También conocido como ROA o Return Assets(en inglés), es una de las medidas que podemos utilizar en nuestro Plan Financiero para analizar la rentabilidad de la empresa o proyecto sobre los activos totales.

El ROI se calcula de la siguente forma:

BAII / Activos Medios Totales

Sencillo, ¿verdad?. Pues es uno de los ratios más importantes. De hecho, el inversor estará más interesado en este indicador que en cualquier otro sobre ventas, ya que aquí puede ver de forma más clara el retorno (o beneficio) que genera su inversión.

Flujo Libre de Caja

Y para terminar con los puntos clave para tu Plan Financiero, tenemos los que en inglés se denomina como Free Cash Flow (FCF).

Para obtener el FCF tenemos que desglosar y calcular los siguientes flujos:

  • Flujos de Efectivo de las Actividades de Explotación (FEAE)
  • Flujos de Efectivo de Actividades de Inversión (FEAI)

La suma de ambos dará el Flujo Libre de Caja, la cual es una medida sobre la capacidad financiera de la empresa fundamental ya que no la encontraremos en la cuenta de pérdidas y ganancias. Un FCF positivo supondrá que los flujos de la actividad de la empresa son suficientes para financiar necesidades de inversión futuras.

En caso de que estuviéramos confeccionando el Estado de Flujos de Efectivo (EFE), necesitaremos también los Flujos de Efectivo de Actividades de Financiación (FEAF).

¿Quieres más información?

5 Tips para tu Plan Financiero Perfecto

¿Necesitas ayuda para desarrollar tu Plan Financiero?

Contacta con nosotros